Aezkera

Aezkera es el dialecto del euskera hablado en Aezkoa-Garazi. Existe una tesis doctoral sobre el Aezkera realizada por Iñaki Camino Lertxundi (1997) y publicada por el Departamento de Cultura del Gobierno de Navarra.

El vasco de Aezkoa

Durante los últimos años el vasco de Aezkoa ha cogido fama de ser peculiar, pero no hemos de olvidar que presenta una gran coherencia con respecto a las hablas vascas vecinas; es cierto que de la Aezkoa hay un salto lingüístico considerable en relación al vasco de Salazar, es decir, al de Jaurrieta, Esparza u Ochagavía: el habla salacenca, que perdió sus hablantes nativos hace unos diez años, experimentaba una fuerte tendencia hacia el vasco de Roncal y de Zuberoa, no tenía nada que ver con el de Aezkoa; una jaurrietana casada a la Abaurrea nos decía que del de su pueblo al de Aezkoa cambiaba como de la noche al día.

Del vasco de Aezkoa al de la Baja Navarra, es decir, al de Baigorri y Cisa o Garazi, que incluye también al de Valcarlos, la diferencia es notable; el primero es en realidad vasco de la Alta Navarra, del Sur del país y el de la Baja Navarra es del Norte de Euskal Herria, pero sin embargo, el vasco de Aezkoa y el del valle de Erro no son tan diferentes, y lo más importante: son muy cercanos aquel vasco que se hablaba hace unos 30 años en el valle de Arce o anteriormente en la zona de Aoiz y el que en la actualidad se habla en el valle de Aezkoa. Y si vamos hasta el vasco del valle de Egués, tan cerca ya de la vieja Iruñea, el habla de principios del siglo XX de aquellos últimos uskaldunes de Elkano y el actual de los aezcoanos son similares; ya sabemos en qué estriban sus diferencias: el hecho de haber trabajado temporadas en Baigorri y zona de San Juan, originó algunas innovaciones lingüísticas tomadas por los aezcoanos a los euskaldunes de la Baja Navarra, pero aparte de esas características, el vasco de Aezkoa, Urraul, Arce, zona de Aoiz y valle de Egüés son bastante parecidos.

Aezkoa está muy distante del centro de Navarra y muchas innovaciones lingüísticas que se emplean en el valle de Goñi, en Gulina, Atez, Ulzama, Ezkabarte, Anue, Esteribar o Erro, no han llegado hasta Aezkoa; por otro lado, hay algunas características lcas. que se han creado en Roncal, Salazar y Aezkoa, que son compartidas por las tres hablas: son rasgos innovadores y tampoco son muchos.

Tal como le sucede a la historia de la lengua vasca, es poco lo que sabemos sobre el pasado del vasco aezcoano; los primeros testimonios escritos son demasiado modernos, datan de 1794, hablamos de un catecismo de la Abaurrea Baja, pero es una fecha demasiado tardía como para que nos arroje luz sobre la naturaleza antigua del habla del valle; robos, ventas ilegales de trigo a bajonavarros del norte, ruptura de promesas matrimioniales, violaciones de muchachas, problemas sobre herencias, engaños y demás motivos suelen originar la escritura de tantos y tantos textos sobre pleitos; alguna que otra vez aparecen textos escritos en vasco y nos suelen servir para conocer cómo era el vasco de los siglos XV, XVI o XVII, pero en Aezkoa no hay textos antiguos; habremos de seguir sumidos en esta ignorancia, a no ser que un golpe de buena suerte nos ofrezca un texto antiguo escrito por manos aezcoanas. Hay un pleito de 1828 que muestra el follón que se organizó en el pueblo al denunciar el cura, que era nacido en Orbaizeta, a los jóvenes de Garralda, pero es un texto extremadamente breve. El hecho de que no tengamos noticia de textos antiguos no significa que conozcamos o hayamos reunido multitud de textos más modernos o contemporáneos, ni tampoco que conozcamos aspectos de la literatura oral vasca del valle con exactitud; la compilación de cantos o cuentos vascos del valle no es tan fecunda como quisiéramos y no estaría mal si se empezara a reutilizar ese poquico que conocemos. Sin embago, la pregunta sería si en los modelos actuales de socializarse en que se mueven las personas jóvenes de Aezkoa, sirven esos cantos y cuentos antiguos del valle, gestados en una comunidad ganadera y agrícola; ¿realmente tienen utilidad?

Entre las personas de más edad y los jóvenes la cadena del vasco está casi rota en Aezkoa, y es que con respecto al vasco, los mayores y los jóvenes han tenido maneras muy distintas de socializarse; de hecho, los aezkoanos uskaldunes de Abaurrea, Aria, Garralda, Villanueva, Orbara y Orbaizeta se acostumbraron a hablar en vasco en casa, en la calle o en el trabajo, si bien en el colegio les hacían hablar en castellano. En la actualidad, los jóvenes aezkoanos saben hablar el vasco, la mayoría lo han aprendido en la escuela, pero en casa, en la calle, en el trabajo o en el bar, hablan en castellano, pues así es es como se han socializado en esos ámbitos, y en el valle son pocos los aezkoanos jóvenes que tienen costumbre de hablar en vasco cuando quiera y donde quiera; en la medida en que los mayores se nos van, en las calles de los pueblos del valle, en el trabajo o en el bar no se oye hablar vasco.

Las modos de socializarse lingüísticamente que promueve la principal institución política de Navarra no juegan a favor de la realidad macrosociolingüística del vasco; hace ya tiempo desde que el Gobierno de Navarra utiliza la legislación sistemáticamente en contra de su lengua propia, el vasco; los mandatarios de Pamplona, siempre con excusas, nos dirán que no es así e intentarán disimular en lo posible cuando vengan los comisarios lingüísticos de la Unión Europea a Navarra a realizar sus funciones de inspección, pero hasta un ciego ve lo que ocurre en Navarra con su lengua propia; nos dicen que cuidan de la lengua vasca, pero en realidad la odian, no quieren que adquiera más solidez: al ver que en base a la Ley del Vascuence de 1986 el vasco iba avanzando y entroncándose poco a poco en la sociedad navarra, el año 2000 aplicaron decretos reduccionistas y recortes a la Ley; ¿No es eso es consecuencia de su odio? El de Navarra es el único Gobierno en Europa que legisla contra su propia lengua. Si a nivel macrosociolingüístico las cosas no cambian pronto en Navarra para bien, el vasco habrá de ganar espacios de socialización a nivel horizontal y microsociolingüístico.

Hoy en día, con respecto a la lengua vasca en Aezkoa la masa crítica la componen los y las jóvenes, son ellos y ellas quienes saben hablarlo, en el valle el futuro de nuestra lengua está en sus manos, pero para eso hace falta que cambien sus costumbres; con respecto al vasco los y las jóvenes de Aezkoa deben de salir del armario y comenzar a socializarse más en vasco; uno de los pocos puntos fuertes con que puede contar el vasco de los y las jóvenes aezkoanos de hoy son las relaciones amistosas y familiares, las únicas que pueden oxigenar con fuerza la condición lingüística vasca de nuestro valle: la llave del futuro del vasco en el valle está en las relaciones de amistad, de ocio, de trabajo y por supuesto de amor de los y las jóvenes aezkoanos de hoy en día. Estamos viendo con nuestros propios ojos que la escuela ella sola no puede conseguirlo, que las clases y las actividades de AEK, ellas solas no van a poder.
Depende de los y las jóvenes aezkoanos de hoy en día que en el valle se hable en vasco.

Fonoteca

Mediateka de Euskarabidea
Ahotsak